The Ordinary pertenece a un gran grupo empresarial Canadiense dedicado a la dermo-cosmética llamado DECIEM.

DECIEM apuesta por una cosmética efectiva y de calidad a un precio muy atractivo. Renuncian a la publicidad que las grandes marcas usan y con la cual aumentan de manera excesiva el precio de los productos.

Muchos de sus componentes son sintetizados en laboratorios y muchos otros son de origen natural, sin embargo todos ofrecen una gran pureza para nuestra piel. No utilizan parabenos ni petroquímicos nocivos para nuestro organismo.

The ordinary se ha centrado en productos íntegros y efectivos, sin adornos y sin excesos, reduciendo su coste y ofreciéndonos productos muy atractivos con ingredientes muy conocidos a un precio muy competitivo.

La gama de The Ordinary se define concretamente como Tratamientos con “Fórmulas clínicas con honestidad”. Se trata de una selección de productos en constante evolución basada en el empleo de tecnologías clínicas mucho más eficaces que las ya existentes y destinadas exclusivamente al cuidado de la piel.

Lo mejor de todo es que puedes tener un tratamiento completo por el precio de una crema de alta gama y que además puede durar hasta 5 veces más.

Productos de The Ordinary

1- Retinoides

A la hora de comenzar a usar productos que contengan retinol o cualquiera de sus derivados lo mejor es hacerlo poco a poco, empezando con concentraciones bajas y espaciando los usos e ir aumentando la frecuencia a medida que la piel se vaya acostumbrando. Así evitaremos rojeces, sequedad, descamación y deshidratación en la piel, que son los efectos secundarios más comunes.
Los retinoides y el retinol son productos muy eficaces e indicados contra el envejecimiento. Está recomendado para todo tipo de pieles pero las pieles sensibles y muy secas deben de hidratarse muy bien después de su uso.
No utilizar distintos productos con retinoides o retinol simultáneamente. Se recomienda el uso de estos productos con un buen protector solar. No utilizar durante el embarazo o amamantando.

Utilizar únicamente por la noche.

-Retinoides: Granactive

Los Granactive Retinoides son mejores si tienes una piel sensible y te preocupa la irritación que puede causar el Retinol. También son muy indicados si quieres un retinoide que se puede usar alrededor de los ojos como parte de tu tratamiento de contorno.
Los Granactive Retinoides son también mucho mejor que Retin-A (la forma más potente de Retinol que es un fármaco realmente) en cuanto a seguridad y también mucho más rápido para ver resultados.

-Retinol

El retinol es mejor para pieles que no son sensibles y quieren crear una tolerancia de menor a manor grados de concentración de Retinol.
El retinol es mucho más fiable desde un punto de vista científico, ya que hay muchísimos estudios que prueban su eficacia como producto anti-envejecimiento.
También es mucho mejor si tienes dudas de cómo tu cuerpo puede metabolizar la Vitamina A

2- Vitamina C

La vitamina C es un gran antioxidante, sin embargo su mayor virtud es también su mayor defecto, en cuanto se oxida, en lugar de asociarse a los radicales libres y neutralizarlos, se asocia para oxidar aún más la piel, es decir a causar más daños y perjuicios a la piel.

La Vitamina C nunca debe de estar en formulaciones con agua. De blanca pasa a color naranja al oxidarse y por eso hay que evitar cualquier crema de color naranja, muchas marcas disfrazan así la oxidación de la Vitamina C que por otra parte el que lleve les da gran prestigio (basicamene es una encerrona comercial).

La vitamina C se ha demostrado que revierte muchos signos del envejecimiento de la piel al mismo tiempo que hace que la piel esté muchísimo más luminosa. También aumenta la producción de colágeno.
Es aconsejable para cualquier tipo de piel y lucha contra finas líneas de expresión y arrugas, además de unificar el tono de la piel modificando círculos oscuros y manchas.

3- Ácidos Directos

Bajo el término ácidos se engloban distintos ingredientes cosméticos con funciones diversas. Por lo general cuando nos referimos a ácidos cosméticos nos referimos al grupo de los hidroxiácidos– dentro del que se engloban AHA y BHA-, ácidos con una función regeneradora y exfoliante utilizados en peelings y tratamientos antienvejecimiento. Sin embargo no son los únicos bajo este nombre y a veces surgen dudas como es el caso del ácido hialurónico que nada tiene que ver.
Los hidroxiácidos tiene la capacidad de penetrar hasta la dermis, por lo que actúan a nivel epidérmico y dérmico, dependiendo claro de los activos y sus %. Tienen una función exfoliante que permite eliminar las células muertas acumuladas en la epidermis pero su acción va más allá favoreciendo la mejor penetración de los activos, la síntesis de mucopolisacaridos como el hialurónico, la formación de elastina y la mejor síntesis de colágeno entre otros. Por ello su acción no es meramente superficial sino que la piel se nota más hidratada y luminosa, pudiendo ser muy efectivos minimizando manchas, unificando tono e incluso tratando acné.

Recomendaciones del uso de los Ácidos Directos

√ Todos estos ácidos salvo el Salicílico deben usarse en rutinas de noche siendo imprescindible utilizar spf al día siguiente.
√ Si empezáis en esto de los ácidos y buscáis una exfoliación suave pero efectiva os recomiendo el Láctico al 5%, perfecto para pieles sensibles, intolerantes al glicólico y deshidratadas.
√ Para pieles que buscáis una exfoliación más completa, con cierto tratamiento de textura, manchas, luminosidad…el tónico al 7% de glicólico puede ser una opción fantástica para incorporar en nuestras rutinas en noches alternas.
√ Pieles con tendencia a imperfecciones o brotes puntuales el salicílico puede ser vuestro aliado SOS, de uso habitual o puntual. Buena tolerancia, no es fotosensible y es muy efectivo, en cuestión de horas minimiza la inflamación.
√ El azelaico puede ser una opción interesante en pieles con tendencia acnéica a modo de mantenimiento, pieles apagadas e incluso rosácea.
√ Y finalmente el peeling lo recomiendo en pieles muy experimentadas en esto de los ácidos, pieles maduras, con alta tolerancia.
→ Siempre usar los ácidos sobre la piel seca.
→ Ser responsables con su uso, especialmente tiempo de aplicación y asiduidad, son ingredientes muy efectivos, los resultados son casi inmediatos y es fácil dejarse llevar pero su abuso lleva a una sobre exfoliación de la piel, alterando el manto hidrolipídico y derivando en una piel frágil, alterada y vulnerable. Ante la duda menos es más!

4- Antioxidantes

5- Otras Moléculas

6- Hidratantes y Aceites

Compartir
Artículo anteriorNasomatto
Artículo siguienteOrmonde Jayne

No hay comentarios